Federico Coscio "Anticristales" - Sala Auditorium. Mar del Plata. 21 de Septiembre de 2016

Anticristales 

El proyecto “ANTICRISTALES”, como mucha de la obra del artista, investigador  y matemático Federico Coscio, trabaja en la  intersección entre el  Arte y la Ciencia; relación que ha nutrido mutuamente ambos campos.  Claramente aquí vuelve a suceder: “ANTICRISTALES” es la presentación visual y sensorial, de una realidad física abstracta no perceptible, la cuarta dimensión geométrica. Federico actúa como un traductor de una “realidad” no fenoménica pero sí imaginable.

Es así que en la actualidad, las relecturas que hace el arte sobre el discurso científico, tiene su impacto no solo en las obras en sí, sino también en los modos de pensar al artista y también al espectador. El artista se convierte en un científico, técnico, ingeniero, proyectista o programador.

La indagación científica abre las puertas de la observación, la exploración del universo y sus diferentes interpretaciones… Cada obra es un objeto artístico y a la vez un modelo científico que estará en interacción con el espectador, dice el artista. La instalación oscura con luces de colores traduce el cosmos (visto desde adentro) El espectador se encuentra en una experiencia sensorial.

El descubrimiento de las teselaciones aperiódicas en la naturaleza (´60) ha producido un cambio de paradigma en el campo de la cristalografía transformando  a su vez  modelos geométricos y morfológicos  instaurados. En continuidad con aquellos orígenes, desde el campo de las Matemáticas “ANTICRISTALES” presenta un mecanismo inventado por el artista llamado Hiperpesrpectiva que de manera exclusiva puede presentar cuatro dimensiones en tres: hiperformas; convirtiéndose en un gran aporte en términos científicos.

A su vez, como obra de arte  “ANTICRISTALES”, contiene la reflexión sobre el infinito  frente a la finitud de nuestra experiencia en el mundo.  Innovación científica y epopeya  artística.

 

Roxana Ramos

Salta, septiembre de 2016

 



Marcelo Visentini  "Interior y Cascara" - Galería República.  Salta.  21 de Julio de 2016

Interior y cáscara

Principio y final

 

El ser humano se diferencia de otros seres vivos por el reconocimiento de su propia existencia y consecuentemente, la certeza del fin de la misma. Eso condiciona toda su vida. Consecuentemente con ello una situación le recuerda permanentemente este principio: a medida que madura su espíritu y crece en edad, se degrada progresivamente su envase corporal.

Desde las más remotas manifestaciones artísticas vemos representado el cuerpo, dado que está sujeto a múltiples connotaciones  y cuando se convierte en imagen artística, esas asociaciones se potencian tanto simbólicamente como estéticamente.

El cuerpo en su dimensión narcisista y de la buena forma así como sustancia gozante ha sido largamente estudiado por el psicoanálisis

Hoy lo alterado es la realidad y un sencillo y rápido corte de algo que cuelga y sobra, ajusta el cuerpo equivocado a la imagen que de él se tiene como real, generando, en algunos casos, cuerpos inertes.  En la obra de Marcelo Visentini podemos vislumbrar su extensa y crítica conexión con la cáscara y más aún, la exploración concisa de esa interioridad, todas formas de ese mismo principio y final…

 

Elizabeth Torres.

Buenos Aires, Julio de 2016



Horacio Figueroa "Retratos del Albigasta" -  Museo Timoteo Navarro.  S. M. Tucumán. 1 de Abril de 2016

 La magia sucumbe el lecho del cauce seco, río turbio, aguas invisibles que se pierden en las arenas profundas. Todo pasa, todo sucede a su alrededor casi como aquel Macondo que no descansa  ni aún en cien años, resiste sus profecías lejos de estar en soledad; vibra, canta, se mecen cunas de amor y pasión, se escribe la historia que con asombro relatan el teatro de la vida; orgulloso de los logros adquiridos, perdonando esa alma perdida; sigiloso secretos que en ellos habitan, dan lucha por los sueños más sentidos.

 

 Julia Baitalá.

Buenos Aires, Abril 2016